VENEZOLANOS EN EL MUNDO

Por Gabriela Lopez Mijares

Twitter: @gabrielalopezm

 

 

Emigrar no es fácil y siempre, aun en las mas gratas circunstancias, supone un duelo. Pero tengamos en cuenta que después del duelo viene la reconstrucción.

 

Cuando pensamos en la inmensa diáspora venezolana que habita hoy día en los rincones más insospechados del planeta, se nos viene a la mente la imagen de cientos, miles de personas, cruzando las fronteras de nuestro amado país, a pie por un puente Simón Bolivar que se ha convertido en puerta de escape; o por un aeropuerto internacional donde ese mural de nuestro admirado Carlos Cruz Diez es el último símbolo amable de la tierra que dejamos.

 

Las imágenes y videos de compatriotas pasando vicisitudes se han vuelto cosa tan cotidiana últimamente, que olvidamos los cientos de miles de venezolanos que también están dejando una marca indeleble en otros parajes a causa de una labor impecable como profesionales en muy diversos sectores productivos. Uno de los sectores que más se ha visto beneficiado en otros países del mundo de nuestro talento nacional es el artístico, en todas sus facetas.

Tal como lo hago en mi programa radial sabatino "La Buena Ola" por la Super Stereo 98.1 FM de la isla de Margarita, quiero compartir con los lectores de "El constructor on line" el gran manantial de talento que ha fluido desde nuestro país a diversas latitudes. Estos son venezolanos de los cuales nos enorgullece hablar y que nos permiten manifestar esa alegría y satisfacción que acompaña el sentimiento de pertenencia, como el que nos inspiran los que aún siguen en pie dentro del territorio nacional resistiendo toda circunstancia adversa y produciendo en sus respectivos campos contra todo pronóstico.

 

Hoy quiero hablarles de un artista, creador a tiempo completo, que desde hace 17 años está compartiendo su saber, su arte y su magia como cuentacuentos en Barcelona, España. Se trata de Rubén Martínez Santana, periodista egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), creador de "Cuentos bajo la sombra" en la UCV en 1984, pionero del movimiento de narración oral en Chile (1993-1994) y del movimiento de grupos de cuentacuentos en Cataluña (2002-2008). Rubén dirige desde 2010 el Festival de Narració Oral de Barcelona, Munt de Mots. Es profesor del programa de formación de narradores orales Atrapa la Paraula, del Consorci de Biblioteques de Barcelona, desde 2002. Ha dictado talleres y conferencias sobre narración oral en la Universidad Autónoma de Barcelona (Primavera 2004 y 2005), la Universidad Jaume I (Mayo 2003), y l'Institut del Teatre (2010).

 

No quiero realizar una simple enumeración de todas las actividades que Rubén Martínez Santana ha realizado en sus más de treinta años de carrera artística, desde sus inicios en Venezuela hasta sus más recientes trabajos en España, pero lo que sí quiero compartir es que Rubén nos ha obsequiado uno de los más exquisitos galardones que se pueden hacer a un país, y es permitirle a quienes lo conocen, que nos relacionen con las características más hermosas de nuestro gentilicio y del ser humano en general: creatividad, adaptabilidad, constancia, perseverancia, disciplina, coherencia, resiliencia, amabilidad, respeto, cortesía y humildad. Estas características, más allá de sus títulos, premios y galardones, que son bastantes, son sus más importantes insignias.

 

Vivir del arte no es sencillo en casi ningún país, sin embargo, la constancia de su acción, su perseverancia y por supuesto, la calidad de su trabajo, le han permitido a Rubén ocupar los puestos que ocupa y marcar pauta en el campo de la narración oral en Barcelona, asunto nada simple cuando nos detenemos a pensar que justamente Cataluña es la única comunidad española donde el castellano no es el idioma dominante, si bien se puede vivir y trabajar completamente en español. A pesar de este reto, como el propio Rubén lo dice, él pudo forjarse una carrera como cuentacuentos utilizando solo el castellano e incluso resguardando su acento venezolano central (Rubén es oriundo de La Victoria, estado Aragua). Esto tiene un mérito doble cuando hablamos del campo de la narración oral y la escrita, que es justamente su campo de competencia, pues Rubén es periodista, cuentacuentos, profesor, actor, titiritero, escritor y músico, aparte de un ser humano de excepción. Su instrumento es la palabra y de ella vive.

 

Rubén ha creado varios libros, entre cuentos, teatro y poesía. Sus trabajos han sido publicados en El Tiempo (Bogotá, 1990); El Mercurio (Santiago de Chile, 1993); El Nacional (Caracas, 2002); Le Monde Diplomatique (2006). Y como músico tiene siete discos en su haber, de los cuales cuatro han sido lanzados en España: Calicanto (2009), La sed de la sal (2015), Kika (2016) y su más reciente CD Cucarachita Martínez y Ratón Pérez (2018), lanzado en la plataforma digital cdbaby hace apenas un par de semanas. Un gran logro sin duda alguna, que nos llena de alegría.

 

Muchas veces se dice por costumbre el viejo adagio que reza: "nadie es profeta en su tierra". Sin embargo, Rubén sí cosechó éxitos en Venezuela, pero hoy en otras tierras sigue cosechándolos. Y todo esto nos demuestra que sí se pueden alcanzar nuestras metas, aun en sitios lejanos. Con constancia y dedicación, todo se puede. Por eso me gusta reseñar el recorrido artístico y profesional de Rubén Martínez Santana, pues aparte de inspirador, es lo que yo llamo reconfortante ya que nos recuerda que no hay obstáculo mayor que la falta de voluntad o la ausencia de esfuerzo.

 

Desde estas lineas de "Venezolanos en el mundo" al igual que desde "La Buena Ola" todos los sábados, solo pretendo recordar que hay mucho más de positivo, de constructivo, en nosotros los venezolanos, que de negativo. Tanto dentro como fuera del país estamos construyendo un mundo mejor. Y cada venezolano de los que está afuera brillando y triunfando, es un pedacito de Venezuela que se reconstruye y ayuda a que rescatemos lo mejor que hay en todos nosotros. Hoy fue el turno de Rubén Martinez Santana. Si quieren comunicarse o saber más de él, pueden visitar su sitio web rubenmartinezsantana.wordpress.com

 

Chapeau, Rubén! ¡Sigue adelante con tus herramientas hechas de palabras, que nosotros continuaremos inspirándonos y contando tus cuentos!